Los Rosacruces y la historia de Christian Rosenkreuz // Parte II (Ultima)

A sus miembros se les atribuyen todo tipo de poderes, como el conocimiento y posesión del elixir de la vida que confiere la inmortalidad, la piedra filosofal que transmutaba cualquier metal en oro, y la fórmula para hacerse invisibles entre otros muchos conocimientos. El filósofo francés René Descartes (1596-1650) viajo en 1619 junto a las tropas del duque de Baviera en los inicios de la Guerra de los Treina Años, hasta Alemania y después a Holanda, para tratar de encontrarse con los rosacruces, pero después de cuatro años de viajes, en 1623 regresaba a Francia sin haber establecido contacto con ninguno de sus miembros, lo que no le impidió dedicar uno de sus libros, el  “Polybii cosmopolitani Thesarus mathematicus” donde podemos leer en su dedicatoria “a los ilustrísimos hermanos rosacruces de Alemania”, lo que parece estar en contradicción con su afirmación de que no se había encontrado con ellos. Por otro lado, si realmente se convirtió en un rosacruz el juramento le obligaría a mantenerlo en secreto y a mentir si fuera necesario.

Pero ¿cual era la doctrina y la misión de la Orden Rosacruz? ¿existía realmente?. En 1623 se puso por las calles de París el siguiente manifiesto que parece demostrar su existencia pero también su vocación de permanecer ocultos:  “Nosotros, diputados del Colegio principal de la Rosacruz, visitamos visible e invisiblemente esta Villa por la gracia del Muy Alto, hacia Quien se vuelve el corazón de los Justos. Mostramos y enseñamos a hablar sin libros ni marcas, a hablar a toda clase de lenguas de los países en los que deseamos permanente para liberar a los hombre, nuestros semejantes, del error de la muerte. Si alguien quiere vernos solamente por curiosidad, jamás comunicará con nosotros, pero si la voluntad le lleva a inscribirse realmente en el registro de nuestra Confraternidad, nosotros, que juzgamos los pensamientos, le haremos ver la verdad de nuestras promesas; no revelaremos el lugar donde nos alojamos en esta ciudad, porque los pensamientos, junto a la voluntad real del lector, serán capaces de hacernos conocer por él y de que él nos conozca a nosotros”.

Ellos transmitían conocimientos ocultos a la ciencia oficial, en particular la transformación de la materia, ya que la realidad última de la materia es el espíritu  y la fuerza mágica puede transformar el espíritu, transformando así la materia, como por ejemplo la transmutación del carbón en diamantes. El bibliotecario  del monarca francés Luis XIII(1601-1643), Gustavo Naudé, escribe sobre los poderes ocultos de los rosacruces “Los hermanos rosacruces se comprometían a ejercer gratuitamente la medicina, a encontrarse una vez por año y a mantener en secreto sus reuniones. Pretendían que la doctrina de su maestro era la más sublime que imaginarse pudiera; se consideraban sabios y píos en el máximo grado y sabían reconocer por intuición a quienes eran dignos de formar parte de su compañía. No estaban sujetos a los estímulos del hambre ni de la sed, ni eran atacados por enfermedades; regían a los espíritus y a los demonios  más poderosos; podían atraer hacia sí, por la única virtud  de sus himnos, a las perlas y las piedras preciosas; habían descubierto un nuevo idioma para expresar la verdadera naturaleza de todas las cosas. Confesaban que el papa era, para ellos, el Anticristo, y reconocían como jefe suyo y de toda la cristiandad al emperador de los  romanos, a quien le habrían podido suministrar  más oro y plata que todo el que pudiese obtener el rey de España de las Indias, dado que sus tesoros jamás podrían agotarse”.

Dos siglos después, el escritor británico Hargrave Jennings (1817-1890), perteneciente a la masonería, hablaba sobre el origen de la  Orden Rosacruz y los rosacruces con palabras mucho menos amables que las de Gustavo Naudé  “Su existencia, aun cuando históricamente incierta, está rodeada por tal prestigio que conquista la admiración de todos. Hablan de la humanidad como infinitamente por debajo de ellos; tienen una inmensa  altivez, aun cuando su aspecto exterior sea modesto. Aman la pobreza y la consideran  una obligación, aun cuando puedan disponer de enormes riquezas. Rechazan los afectos humanos, o bien se someten a ellos sólo por la conveniencia que les impone su estancia en este mundo. Se comportan amablemente con las mujeres, si bien son  incapaces de ternura. Son simples y respetuosos, pero la confianza en sí mismos resplandece y no se mitiga sino ante el infinito de los cielos. Son la gente más sincera del mundo, pero el granito resulta blando en comparación con su impenetrabilidad”

Soberbios, insensibles, hipócritas, duros de corazón , ese es el retrato de Jennings sobre los Rosacruces, mientras que el de Naudé  nos describe a  hombres dotados de conocimientos y poderes extraordinarios, orientados hacia el bien de la humanidad. En lo que ambos coinciden es en el absoluto secretismo de la Orden. Los rosacruces contraponían a la visión más materialista del mundo que se estaba desarrollando en el siglo XVII, un siglo donde la ciencia cada vez iba ganando un mayor poder sobre la religión, una visión basada en la espiritualidad, donde detrás de la realidad material se halla siempre el espíritu. La realidad sería, por lo tanto, nada más que una manifestación de ese  espíritu y la existencia del hombre debía encaminarse a la transmutación de la materia de la que estamos hechos en espíritu, en una constante evolución hacia lo divino como si se tratara de una transmutación alquímica. Ellos distinguen en el hombre tres cuerpos, el físico, el cuerpo astral y, por último, el más perfecto de todos, el cuerpo espiritual y la evolución desde el cuerpo físico al cuerpo espiritual era la transformación del hombre mortal al hombre inmortal.

Para lograr esa transformación, los rosacruces propone desarrollar el sentimiento, el pensamiento y la acción, es decir, sentir, pensar y querer. Según ellos no basta con sentir lo bueno, es necesario pensarlo y también quererlo. Por eso es necesario que el hombre sea capaz de salir de su cuerpo físico para adquirir una nueva conciencia de sí mismo, de su propio yo, algo que parece heredado de la meditación budista. Los tres principios secretos  que Christian Rosenkreutz ordenó que se mantuvieran ocultos hasta que la humanidad estuviera preparada eran la unidad material del universo, la evolución de los organismos, y la existencia de otros estados de la conciencia humana diferentes al sueño y la vigilia. Consideran que cada persona es Cristo  y que la evolución nos acerca al Padre, a Dios, en un camino que conduce a la inmortalidad. Por supuesto, este mensaje era considerado herético por la Iglesia, tanto la católica como la protestante, por lo que los Rosacruces debían permanecer ocultos.

Entre los preceptos básicos de la Orden recogidos en los tratados fundamentales publicados, como hemos visto, entre 1614 y 1616, encontramos los siguientes, extraídos de la obra “Misterios y doctrinas secretas” de Bruno Nardini:

* Nadie, cuando viaje, debe declarar otra profesión que no sea la de curar gratuitamente a los enfermos.

* Nadie debe sentirse obligado, por su adhesión, a vestir ropas especiales, sino que tiene que adaptarse a los hábitos del lugar en el que se hallare.

* Cada hermano, en el día C de cada año, debe presentarse en el Templo del Espíritu Santo, o bien declarar por escrito las causas de su ausencia.

* Cada hermano elegirá con cuidado a una persona hábil y apta para sucederle después de su muerte.

* Que las iniciales RC sirvan de señal, de contraseña y de firma de reconocimiento.

* Esta hermandad permanecerá en secreto al menos cien años.

Después de la publicación de los manifiestos rosacruces, algunos intelectuales y científicos difundieron sus enseñanzas, como es el caso del médico, místico y astrólogo inglés Robert Fludd (1574-1637), inventor del barómetro, que llevaría este mensaje de los rosacruces hasta la Royal Society de Londres, y defendería su pensamiento y contaría la historia de la Orden Rosacruz en su  “Tractatus Apolegeticus integritatem Societatis de Rosea Cruce defendens”. Entre los intelectuales que se harían rosacruces se hallaba el canciller de Inglaterra y científico Francis Bacon, al que recordemos que se atribuía las “Bodas químicas de Christian Rosenkreutz”, el físico y químico Robert Boyle (1627-1691), considerado el primer químico moderno o Elías Ashmole (1617-1692), uno de los padres de la francmasonería, que habría bebido  de las fuentes de las enseñanzas rosacrucianas.

En nuestros días hay muchos que se consideran descendientes de la Orden Rosacruz, pero si tenemos en cuenta que ellos siempre buscaron el secreto para sus actividades y enseñanzas, si hoy en día sigue entre nosotros la Orden Rosacruz se habrá retirado de la vista de todo el mundo, para seguir custodiando esos secretos para los que, según Christian Rosenkreutz, la humanidad todavía no está preparada. Pero antes de terminar este artículo quiero recoger un caso que fue hallado en la facultad de derecho de la Universidad de Leipzig y que remite a una sentencia dictada en agosto de 1715. En las actas se describe el caso en el que un desconocido llegó por la noche al castillo de Tankerstein, en Alemania, y solicitó que la señora del castillo, la condesa de Erbech le diera asilo y refugio pues le perseguían. La condesa, viendo el aspecto noble del desconocido, accedió a darle cobijo y en señal de gratitud el desconocido convirtió en oro la vajilla de plata. Al día siguiente abandonó el castillo pero cuando el marido de la condesa, que vivía separado de ella, tuvo conocimiento de esta circunstancia, quiso dividir el oro a partes iguales a lo que la condesa se negó y por ello terminó el caso en el juicio.

 ¿Era este hombre uno de los rosacruces? ¿Uno de esos hombres con capacidad para transmutar la materia? Como todo lo que rodea a la Orden Rosacruz, desde la existencia de Christian Rosenkreutz, hasta la propia existencia real de la Orden, esta oculto por un velo de misterio. ¿Hay algo de cierto en todo esto? Creo que el escepticismo es un buen remedio para evitar engaños y la credulidad el camino más fácil para perderse, aunque importantes hombres de ciencia pertenecieron en el pasado a esta Orden. En todo caso, sí me quedo con la máxima rosacruz que vimos al inicio de este artículo “Las relaciones humanas están basadas en el amor, la amistad y la fraternidad, de manera que el mundo entero pueda vivir en paz y armonía” Rosacruces o no, creo que todos nosotros estaremos de acuerdo con estas palabras.

 Por Christian Mielost: http://chrismielost.blogspot.com.ar/2011/08/sociedades-secretas-los-rosacruces-y-la.html

Anuncios

Los Rosacruces y la historia de Christian Rosenkreuz // Parte I

Desde los Misterios de Osiris en Egipto, los de Dionisio y Apolo  en Grecia, los esenios y los cabalistas, los gnósticos hasta los actuales Masones, en la historia encontramos estos grupos a los que hoy llamamos sociedades secretas, creadas para custodiar un conocimiento al que sólo pueden acceder sus miembros  y que permanece oculto para el resto de la población…

Los Rosacruces se hallan en el origen de otras sociedades secretas como los Iluminados y la Sociedad secreta más famosa, la Masonería. Pero para hablar de los rosacruces tenemos que hablar sobre su lengendario fundador, Christian Rosenkreuz.

Ni siquiera tenemos certeza de la existencia de Christian Rosenkreuz, pues todo lo que sabemos sobre él procede de una única fuente la “Fama Fraternitatis”, publicada en la ciudad alemana de Kassel en el año 1614, por un autor anónimo, para incrementar el misterio sobre esta historia. Según la “Fama Fraternitatis”, considerado uno de los tres manifiestos rosacruces sobre los que se asienta esta sociedad secreta, Christian Rosenkreutz habría nacido en 1378 en Alemania en una familia perteneciente a la nobleza. Habría estudiado en un convento y a continuación iniciaría un viaje a Oriente, un viaje que le llevará a conocer Jerusalén, Damasco y naciones como Egipto, Arabia o Libia. Allí entrará en contacto con los cultos mistéricos de Oriente, estudiará la cábala judía, conocerá la obra de Buda y profundizará en el conocimiento de las sectas musulmanas. Según nos cuenta esta obra, Rosenkreuz también habría tenido acceso a la antigua sabiduría de los sacerdotes egipcios. Finalmente habría estudiado y traducido el “Liber Mundi” o “Libro del Mundo”, un libro que en su origen habría sido escrito por la mano de Dios y que contenía toda la sabiduría del esoterismo árabe.

Este viaje y las personas que en él se encontró no habría sido fruto del azar, sino de un destino ya marcado de antemano y cuya función sería revitalizar  a una Iglesia, la católica, que había perdido su lado más espiritual, para centrarse en los ritos externos, exotéricos. Esotérico significa lo oculto, lo íntimo, lo secreto, mientras que exotérico es justo el sentido opuesto, lo que se halla a la luz de todo el mundo, lo manifiesto, lo declarado. Después de finalizar este viaje, Christian Rosenkreutz regresa a Alemania y se retira durante cinco años, hasta que en 1407 funda la Orden Rosacruz con otros tres discípulos a los que enseñará a sanar a los enfermos, tanto a los afectados por enfermedades del cuerpo como a aquellos que están afectados por enfermedades del alma. En una de las máximas que luego serían difundidas por los rosacruces en el siglo XVII diría “Las relaciones humanas están basadas en el amor, la amistad y la fraternidad, de manera que el mundo entero pueda vivir en paz y armonía”. Era un mensaje que retomaba el mensaje de amor y hermandad del Evangelio y de otros grupos como los cátaros.

Christian Rosenkreuz, un nombre que probablemente es un símbolo, pues Rosen y Kreutz significa la Rosa y la Cruz, de ahí el término Rosacruz. Después del largo viaje iniciático  por Oriente, Christian Rosenkreutz se debía ver a sí mismo como el depositario de una sabiduría oculta, como el vidente en un mundo de ciegos, y prefirió que sus conocimientos sólo estuvieran al alcance de unos pocos, por lo que a lo largo de su vida la Orden Rosacruz no tuvo más de ocho discípulos y desaparecería a su muerte en 1484, si, cuando ya contaba con 106 años de edad. Al menos eso es lo que nos cuenta la “Confessio Fraternitatis Rosae Circos”, publicada como un anexo de la “Fama Fraternitatis” donde se afirma que su tumba fue descubierta ciento veinte años después, en 1604 en el fondo de un gruta donde habría pasado sus últimos años. Sobre la cripta donde se hallaba el sepulcro se podía leer una inscripción en latín “Post CXX annos patebo” que significa, “Me abriré después de ciento veinte años”.

Su cuerpo estaba incorrupto y junto a él se encontraba un pergamino titulado “Libro M”, que sería el “Liber Mundi”, además de una serie de manuscritos que contenían todo el saber acumulado por Rosenkreutz durante su estancia en Oriente y lo dejaba en herencia a la humanidad, además de las normas para crear una sociedad secreta que tendría como objetivo la reforma del mundo y ayudar a la humanidad a encontrar el camino que conduce a la sabiduría. Sea cierta o tan sólo leyenda todo lo relacionado con la vida de Christian Rosenkreutz, pues muchos consideran que no era más que el seudónimo bajo el que se habría ocultado un personaje como Francis Bacon (1561-1626), filósofo y canciller de Inglaterra, mientras que otros afirman que en realidad no tuvo existencia real, sino que es un símbolo usado para transmitir su mensaje, lo cierto es que en 1614 aparecía el primero de los tres manifiestos Rosacruces, el ya citado “Fama Fraternitatis” publicado en la ciudad natal de Christian, Kassel. A esta le sucederían en 1615 la “Confessio Fraternitatis” y un año después “Las bodas alquímicas de Christian Rosenkreutz”

Todas ellas eran anónimas, pero se sospecha que el autor de “Fama Fraternitatis” y “Las bodas alquímicas de Christian Rosenkreutz” habría sido el escritor, matemático  y místico alemán Johann Valentin Andreae (1586-1654), al menos así lo afirma el escritor italiano Umberto Eco (1932), en su obra “En búsqueda de la lengua perfecta”, donde podemos leer “durante mucho tiempo (y aún hoy en día para muchos) fue sospechoso de ser, si no el divulgador, al menos el inspirador de los manifiestos rosacrucianos”. En cuanto a la “Confessio Fraternitatis” se le atribuye por parte de algunos investigadores al ya citado Francis Bacon. En “Fama Fraternitatis” hallamos la referencia de Christian Rosenkreutz como fundador de la orden  “el Padre Divino y altamente iluminado, nuestro Hermano C.R.”  A raíz de la publicación de estos manifiestos se despertará en Europa una auténtica fiebre sobre la Orden Rosacruz, publicándose en menos de diez años más de 400 obras relacionadas con ella y su pretendida posesión del conocimiento universal, desde las ciencias a las artes, de la filosofía a la magia, y cuyo objetivo era alcanzar la paz y el amor entre todos los hombres logrando la felicidad a través de la sabiduría.

Por Christian Mielost: http://chrismielost.blogspot.com.ar/2011/08/sociedades-secretas-los-rosacruces-y-la.html

La Agricultura Orgánica

La agricultura orgánica es una forma de cultivo respetando el medioambiente, promoviendo una alimentación sana y mejorando la calidad de vida de las personas.

Objetivos:

  • Crear un ecosistema equilibrado, sustentable, productivo y estable.
  • Mantener e incrementar adecuadamente la fertilidad del suelo, con labores adecuadas, sin utilización de agrotóxicos.
  • Promover un ambiente dinámico para la prevención de plagas y enfermedades, optimizando recursos y potencialidades.
  • Producir alimentos sanos, sin restos de biosidas, para mejorar la calidad de vida de las personas.

Principales vertientes:

A principios del siglo XIX, con el comienzo de la agricultura moderna, Justus Von Liebig, químico alemán desarrolla el uso de los fertilizantes químicos (nitrógeno, fósforo, potásio y calcio).

Simultáneamente aparece la maquinaria agrícola pesada, coincidiendo  con un importante crecimiento poblacional, y la demanda de alimento.

Esta práctica pronto provocó la erosión de los suelos, con épocas de sequía, y la aparición de grandes plagas.

A principios del siglo XX Albert Howard, fue enviado a La India por el gobierno británico, como agrónomo. Desde 1873 hasta 1947, desarrolló un cultivo experimental, orientado a mejorar las especies vegetales. Logró producir variedades resistentes a enfermedades pero luego de realizar varios años su cultivo intensivo, esta resistencia desaparecía. Observando los métodos hindúes tradicionales para compostar estiércoles y restos vegetales, sentó las bases de la mayoría de los métodos modernos de compostaje, estudiando detalladamente la progresiva descomposición de la materia orgánica, hasta convertirse en humus. En 1940 publicó su obra en la que describe todos sus trabajos “Un testamento agrícola”. En ella se inspiraron los futuros cultivadores orgánicos.

Escuelas precursoras:

La Agricultura Natural:

Creada por Masanobu Fucuoca,(1913 – 2008) en sus obras La Revolución de una Brizna de Paja, y La Senda Natural del Cultivo,  propone la Agricultura Natural o Método Fucuoca.  Que promueve reproducir las condiciones naturales para que el suelo se enriquezca progresivamente y aumente la calidad de los alimentos que produce. Se basa en la filosofía Wu Wei (no intervenir).  Sus principios: No arar. No usar abonos ni fertilizantes. No desmalezar ni usar herbicidas. No usar plaguicidas. No podar. Colocar las semillas dentro de bolitas de arcilla (Nendo Dango). Estas bolitas de barro hechas a mano o con máquina de 2 ó 3 cm de diámetro, que contiene una mezcla de semillas que se esparcen por el campo.

Estas funcionan como protección contra las condiciones climáticas adversas, y los animales. Con las primeras lluvias las bolitas se desarman y comienza la germinación. Recomienda elegir cien variedades de semillas y esparcirlas sobre el terreno, que pertenezcan a cinco grupos: frutales, forestales, cereales, leguminosas y hortícolas. Esta combinación permitiría un buen equilibro del nuevo agrosistema. Este método apunta a la producción de alimento y también a reforestaciones, reverdecimientos y la regeneración de los suelos.

En Africa, India, Vietnan, Filipinas, Grecia, Mallorca y otras zonas castigadas por el avance del desierto, o la deforestación, han probado con éxito este método, lanzando desde un helicóptero las Nendo Dango.

La Permacultura:

Bill Mollison y David Holmgren, dos australianos, en la década del 70, se basaron en los principios de la Agricultura Natural y crearon la Permacultura, ó Agricultura Permanente. Propusieron un sistema agrícola completo, productivo, perdurable, consumiendo poca energía y adaptable a cualquier clima y latitud.

En este método, cada planta, y cada elemento tiene una ubicación y función estratégica en el diseño global. Vale decir que una misma planta puede funcionar como alimento, forraje, cobertura del suelo, albergue para insectos benéficos, combustible o cortina rompevientos.  Ubicándola correctamente se aprovecharán al máximo sus cualidades.

La permacultura ha crecido, formando un movimiento mundial, donde se diseñan sistemas agrícolas, comunitarios de vivienda y comercio.

Bases principales:

  • Combinar actividades que abastezcan todas las necesidades. (huerta, aves, invernáculos, jardines, frutales, etc.).
  • Cada elemento del diseño cumple muchas funciones, y cada función es soportada por muchos elementos.
  • Reciclar todos los materiales, usando el espacio disponible de forma tridimensional, cultivando árboles altos y bajos, arbustos, trepadoras, rastreras, raíces que aprovecharán los diferentes niveles del suelo y del sol.
  • Labranza mínima realizada por lombrices, microorganismos y pequeños animales del suelo, usando pequeñas maquinarias y herramientas manuales.
  • Optimización del diseño del espacio para realizar esfuerzos mínimos de desplazamiento y transporte de materiales.
  • El uso de la tierra respetando las características climáticas de la zona, utilización del efecto borde, entre dos medios diferentes. Estos bordes son sitios biológicamente mixtos y muy productivos.

La idea principal de la Permacultura es una agricultura sustentable, basada en el buen diseño y distribución de los espacios de la finca, la combinación de nuevas y antiguas técnicas para producir alimentos, conservación de la fertilidad del suelo, utilizando el mínimo de combustibles fósiles, promoviendo una producción de alimentos autosuficiente, sin plaguicidas ni químicos.

La Agricultura Biodinámica:

Rudolf  Steiner (1861 – 1925) filósofo croata y fundador de la Antroposofía, y observador de una realidad más profunda en su percepción de este mundo.

Esto lo impulsó a elaborar métodos que consideran sus efectos e influencias en el mundo ordinario, en diferentes ámbitos como la arquitectura, la medicina, el arte, la educación, la economía y la agricultura.

En el año 1924, Steiner impartió ocho conferencias sobre agricultura que fueron la base para el método biodinámico.

Si bien la Biodinámica es un método de trabajo, está directamente asociada a una filosofía que la respalda.  Según se interpreta, la tierra y las plantas no están aisladas sino que están en consonancia con los ritmos del cosmos y ligadas a su entorno, a los animales y a la actividad humana.

Además de las buenas prácticas agrícolas orgánicas, como las rotaciones de los cultivos y el empleo de leguminosas y compost para nutrir el suelo, Steiner añadió la influencia de las fuerzas terrestres y cósmicas, basándose en la Astronomía.

Las tareas agrícolas se centran en devolver la vitalidad perdida al suelo, al paisaje en general y al hombre en particular. Estas prácticas son a menudo mal interpretadas, como poco académicas. Pero esto queda refutado a partir de los resultados totalmente medibles por el uso de los preparados biodinámicos.

Estos preparados son ocho en total numerados desde el Nº 500 hasta el 507, se utilizan en pequeñas cantidades  semejantes a la homeopatía. Y producen resultados posibles de verificar y realizar comparaciones. Son preparados para aplicar al suelo, y al compost, realizados en base a plantas medicinales, minerales y estiércol vacuno.

Este método es utilizado en la Argentina,  España y Suiza; en Alemania existen más de 100 hectáreas que producen buenos rindes anuales, encabezando el ranking Australia, con una superficie tratada con este método de 500.000 hectáreas.

La práctica biodinámica considera la influencia de la luna en el desarrollo de las  plantas en general:

La fuerza de gravedad que ejerce este astro, se verifica en la atracción de los líquidos de la superficie de la Tierra. Este efecto es más o menos apreciable a simple vista según sea la naturaleza, la plasticidad y el estado físico de la sustancia sobre la que actúa esta fuerza. Las mareas son un claro ejemplo de ello y su ascenso y descenso estará determinado por las diferentes posiciones de la luna. La alta concentración de líquido que poseen las plantas hace que este fenómeno también tenga su efecto sobre ellas.

La fotosíntesis se incrementará a medida que aumenta la luminosidad lunar. La luna realiza movimientos de ascenso y descenso (Luna ascendente y Luna descendente) este período dura 27 días, 7 horas y 43 minutos. De la misma manera el Sol realiza durante un año entero este mismo ciclo, al ascender en el invierno y  descender en el verano, determinando las estaciones. Todos los años se edita el “Calendario biodinámico de Siembra y Plantación” en el que se actualizan todos estos datos astronómicos.

La Horticultura Biointensiva

Alan Chadwick, discípulo de Steiner, desarrolló esta práctica en los Estados Unidos, combinando numerosas ideas de la Biodinámica y de sistemas hortícolas intensivos de comienzos del siglo XX que se practicaban en los alrededores de París, llamadas “método intensivo francés”.

El resultado fue el sistema de canteros elevados, en los cuales las plantas se cultivan muy próximas, en un suelo muy mullido y enriquecido con compost.

Chadwick construyó un huerto modelo en Califormia y lo denominó “Método biodinámico/francés intensivo”. Tras su muerte, John Jeavons continuó desarrollado el sistema y lo llamó Horticultura Biointensiva.  Este método utiliza la técnica del “Bancal Profundo”, que trabaja el suelo a 60 cm de profundidad. La importancia de este método radica en que las plantas, en lugar de desarrollar las raíces hacia los costados, las desarrolla hacia abajo, permitiendo cultivar un mayor número de plantas por unidad de superficie, con mayores rendimientos. En la Argentina, el Centro de Investigación y Enseñanza en Agricultura sostenible, “Proyecto CIESA” se dedica a la difusión y enseñanza de este método. Promoviendo el desarrollo de huertas orgánicas y mini granjas familiares en el municipio de Lago Puelo, Provincia de Chubut.

Agroecología: 

Así se denomina la disciplina científica que enfoca el estudio de la agricultura desde una visión ecológica, denominada Agroecología o Ecología Agrícola. Este enfoque considera los ecosistemas agrícolas como las unidades fundamentales de estudio y en estos sistemas, los ciclos minerales, las transformaciones de la energía. Los procesos biológicos y las relaciones socioeconómicas son investigadas  y analizadas como un todo. A la investigación agroecológica le interesa no la maximización  de la producción de un componente particular, sino la optimización del agrosistema como un todo”. Miguel Altieri, Agroecología.

POSTULADOS ORGÁNICOS FUNDAMENTALES:

NO  al uso de agroquímicos y fertilizantes sintéticos.

NO  a las prácticas agresivas del suelo.

NO  al uso de herbicidas.

SI  al USO DE MATERIA ORGÁNICA – COMPOST.

SI  al uso de ABONOS VERDES.

NO  al suelo desnudo.

SI  al uso de ACOLCHADO DEL SUELO (MULCH).

SI  a las ROTACIONES de cultivos.

SI  a la ASOCIACIÓN de cultivos.

Si  a la promoción del CONTROL BIOLÓGICO DE PLAGAS Y ENFERMEDADES.

Compilado por: Tec. Delfina Tripicchio. Agosto de 2010.

Todmorden, el pueblo inglés auto-suficiente alimentariamente

NOS – OTR@S

Concurso de vídeos “Dame 1 minuto de Paz”.

Director: Iban González.
Video ganador.

Subido por unescoetxeapv

12 de Octubre // Dia del Respeto a la Diversidad Cultural

“Dedicado a quienes son los verdaderos dueños de estas tierras…

El tema de fondo es “Cinco Siglos Igual” el cual lo interpretan León Gieco y Victor Heredia en Vivo.

Gracias por Ver. Espero refleje el sentimiento de ser Americano”

Canal de Alejandro: http://www.youtube.com/user/rcuartoaj

Horchata o Leche de Almendras // Beneficios y Receta

Sano, rico y muy fácil de preparar…

Cuando está hecha apropiadamente, la leche de almendra puede traer muchos beneficios que aumentara la calidad de tu dieta. Aquí están algunas que te pueden interesar:

No tiene el mismo sabor que la leche de vaca.

Un beneficio de la leche de almendra es que no tiene el mismo sabor que la leche de vaca. La leche de almendra tiene su propio sabor: ligero, con un tono ligero de nuez, y crujiente. Esto difiere de la leche de vaca. Así que si no te gusta el sabor de la leche, pero buscas algo para añadir a tu café u otros alimentos, prueba la leche de almendras. No sabe a la leche, pero tiene la misma consistencia que necesitaras para mejorar ciertos platillos.

Es saludable y nutritiva.

¿Necesitas aumentar el magnesio, potasio o vitamina E en tu dieta? Bebe leche de almendras! Las almendras están llenas de estos nutrientes esenciales. Así, a medida que la consumes, aumenta el nivel de salud en tu dieta.

Es más baja en calorías que la leche de vaca.
De acuerdo a Discovery Salud, la leche de almendras es más baja en calerías que la leche descremada, o leche sin grasa. Un vaso de la misma es de 70 calorías en comparación con 86 calorías de su contraparte. Por lo tanto, se puede disfrutar de los beneficios de un vaso entero sin destruir tu dieta.

No tiene que ser refrigerada.
La leche de vaca tiene que ser refrigerada o si no se echa a perder. Sin embargo, puedes ver que en las tiendas, la leche de almendras se encuentra con los alimentos secos. No tiene que estar fría para mantener su integridad. Esto es ideal para cuando viajas por carretera o viajes de campamento.

Es una mejor alternativa a la leche de soya.
Si, aunque la FDA promocione los beneficios de la leche de soya, otros no. Kaayla Daniel, el autor del libro “La Historia de la Soya: El lado oscuro de la comida preferida de los Estados Unidos”, dice que la leche de soya no es tan buena para la dieta por la cantidad de azúcar que contiene. La gente se llena de energía pero por la alta cantidad de azúcar en la leche de soya. Con esto en mente, la leche de almendras es la mejor opción por los nutrientes naturales que contiene.

Una alternativa para las personas con alergias a la leche.
Normalmente, cuando se piensa en una persona que no puede tomar leche, es debido a que son intolerantes a la lactosa. Sin embargo, hay otras cosas que componen la leche que pueden causar alergias. La leche de almendra es una excelente alternativa que se puede consumir sin todos los efectos nocivos. Si eres intolerante a la lactosa, significa que tienes dificultad para digerir la leche. Como resultado, cuando consumes leche, puede ser que te hinches, te den gases y más malestares. Tienes los beneficios de comer tus alimentos favoritos sin la desventaja de una reacción negativa.

Los residuos de la almendra se pueden usar para cocinar.
Si has hecho tu propia leche de almendra sabes que te queda toda la pulpa de la almendra. Esta pulpa es un excelente ingrediente para recetas que la piden—como galletas o hasta crescents. Así tienes el beneficio de crear varios platillos.

Es fácil de incorporar fácilmente a una dieta de alimentos crudos.
Hay mucha controversia sobre los beneficios nutricionales y de salud de la leche de vaca en la comunidad vegana. Mucho de eso tiene que ver con las hormonas y otras cosas usadas para procesar y conservar la leche. Como resultado, muchas personas prefieren la leche de almendras como alternativa en una dieta de alimentos crudos. Puede ser utilizada para crear batidos y otras delicias. Además, cualquier persona puede hacer leche en su casa.

Es una de las favoritas alternativas.
Según un informe del mercado internacional de lácteos alternativos, en los Estados Unidos, sigue creciendo en ventas y producción las alternativas de productos lácteos. Por varias razones dietéticas, los estadounidenses están optando por consumir productos no lácteos. Así, las compañías estadounidenses están tratando de satisfacer esa demanda. Forma parte de la nueva ola saludable. Sustituye tu leche por leche de almendra y verifica por ti mismo los beneficios.

Alivia los dolores de cabeza
¿Te duele la cabeza pero lo piensas 2 veces antes de tomar una aspirina porque esta te afecta el estomago o simplemente no acostumbras curarte con medicamentos? Aunque no lo creas un puñado de almendras te ofrece el mismo efecto analgésico que dos aspirinas y lo mejor de todo sin malestar alguno. Esto se debe a que tanto la aspirina como las almendras contienen salicilatos que reducen la inflamación y bloquean las señales de dolor. También calman el sistema nervioso, disminuyen la tensión muscular y ayudan a relajar las arterias para mejorar la circulación de la sangre a la cabeza.

RECETA

Ingredientes

1 cdta de aceite de oliva

1 cdta de sal marina

1 lt de agua filtrada o mineral

1 cda de miel orgánica

50 gr de almendras

1/2 chaucha de vainilla

Preparación

  1. Dejamos en remojo las almendras durante 6 horas.
  2. Licuamos con 1/2 litro de agua.
  3. Filtramos o escurrimos bien con tela o similar.
  4. Incorporamos la sal, la miel, el aceite y la chaucha de vainilla a la mezcla anterior.
  5. Estiramos con el resto del agua hasta lograr la consistencia adecuada.

Anteriores Entradas antiguas