Un Genio Ignorado // Por Charles d’Hooghvorst

cattiauxLouis Cattiaux, poeta y pintor, ciertamente no era un hombre ordinario. Hace ya 36 años (en 1990) que desapareció, pero siempre permanecerá inolvidable para aquellos con quiénes intimó. Desconcertante, de reacciones imprevisibles guiadas por una lógica particular que sorprendía a sus visitantes; le gustaba chocar a la gente e incluso escandalizar, pero siempre con humor.

Era uno de esos hombres sin complejos, perfectamente libre en el mundo, que vivía intensamente el presente, al igual que un niño alegre y sin malicia. Con frecuencia charlatán y payaso, se negaba a tomarse el mundo en serio, no más que a sí mismo; nunca magistral, si enseñaba, lo hacía a la manera de un bufón, que posee el arte de decir a los que quieren oír, haciendo reír a los demás y sin que puedan ofenderse.

“Nos llamaremos incapaces, inútiles y estúpidos cuando reposemos en la contemplación del Único; o bien, nos llamaremos charlatanes, malabaristas y payasos cuando enseñemos su santa ley en el mundo. – No nos corresponde tomarnos ni exigir a los demás que lo hagan. Esto corresponde a Dios, que ve claramente lo de dentro de las criaturas”. (M. R. XX, 66-66’)

“Hemos tomado el hábito del charlatán, pues el desprecio desinteresado del mundo es menos duro de soportar que su admiración interesada – El Libro es como el arca que lleva y transmite el secreto del Único. Muchos lo llevarán, pero pocos lo penetrarán”. (M. R. XXIII, 61-61’)

“Has perdido tu vida, decían mirando mis manos vacías y nadie oía al Dios que cantabaCaptura de pantalla 2013-06-26 a la(s) 21.45.31 en mi corazón”. (Poemas del Conocimiento)

Ciertamente, este Cattiaux, el verdadero, no era accesible de buenas a primeras; era imposible acercarse a él sino era a través de El Mensaje Reencontrado, la obra que tardó los catorce últimos años de su vida en escribir, o, mejor dicho, la obra de toda su vida. Trabajó durante seis años para escribir los 12 primeros capítulos (unas 100 páginas), editados en 1946; los versículos que aparecen en ellos están como concentrados al extremo, cada palabra ha sido pesada con cuidado, al igual que una quintaesencia destilada pacientemente gota a gota, purificada a la perfección. El artista se ejercitó mucho hasta dominar su arte, que posee entonces perfectamente, pues a partir de esta época, los versículos parecen llegar a un ritmo siempre más rápido.

Tres años más tarde, en 1949, ya escribía: “Diez años han sido necesarios para escribir el Libro, así pues, ¿quién se negaría a leerlo durante el mismo tiempo antes de formular preguntas inútiles?”. (M. R. XVIII, 45) Escribía día tras día, versículo tras versículo como guiado, poseído por un dios secreto, no escuchando más que a él, sin distracción en el tumulto de la gran ciudad. Los versículos surgían en cualquier momento del día, transcritos inmediatamente en el primer trozo de papel que encontraba. Era como el choque de los múltiples acontecimientos de la vida cotidiana con alguna misteriosa realidad secreta que era el único en contemplar. Nada hay aquí de especulativo ni abstracto sino una experiencia encarnada. Bastaba con saber escucharle.

Ahora el hombre ha desaparecido pero nos queda su mensaje. ¿Realmente hay aquí un mensaje reencontrado o, más exactamente, el Mensaje Reencontrado? Muchos son los que lo han hojeado distraídamente, sin duda ignoraban que existe un mensaje olvidado, del mismo modo que hay una palabra perdida. Algunos, sin embargo, atraídos por un cierto perfume de verdad, se tomaron el tiempo necesario para leerlo y meditarlo. Estos pueden afirmar que «el mensaje» ha sido reencontrado.

Este mensaje no es nuevo y es lo que paradójicamente constituye su «originalidad»; eso, por cierto, parece no habérsele escapado a René Guénon. (1) No es nuevo, decimos, en el sentido de que es auténtico, procedente siempre del Origen y por lo tanto idéntico a través de la gran cadena de los maestros del saber. Si dudáis de lo que afirmamos aquí, tomaos entonces la molestia de examinar este mensaje renovado, si tenéis paciencia para ello y dejáis a un lado vuestros prejuicios, os daréis cuenta de que, en un lenguaje actual, lo que se expresa aquí es el eterno mensaje profético de los sabios de la humanidad.

Sigamos, pues, sus huellas en el conocimiento del antiguo Egipto y en el de los padreslibro MR del Taoísmo, en la sabiduría de la cábala hebraica, en los misterios de la antigua Grecia, en la gnosis del hermetismo cristiano y en la del Islam, en los arcanos de la Gran Obra de los filósofos…

“Hay aquí más que una moral y más que una ascesis, más que una filosofía y más que una mística. Aquí está la llave de la restitución del hombre y del mundo en Dios”. (M. R. IX, 36’)

El espíritu de Elías no se inventa. Ciertamente los escritos de los sabios son necesarios y debemos leerlos y meditarlos creyendo en sus testimonios. Pero, ¿qué es la tradición escrita sin la actualización de la tradición oral, la única que puede devolvernos su “sentido”? Sin ésta última, podemos hablar y escribir sobre la primera con más o menos acierto, pero nuestras especulaciones inteligentes chocan siempre contra la superficie de las palabras, puesto que no sabemos de “qué” se trata en realidad.

“Este libro no es para todos, sino sólo para quiénes les es dado creer en lo increíble”. (M. R., Introducción)

“No es la obra lo que cuenta ni el obrero, sino la cosa de que hablan la obra y el obrero”. (M. R. XXIII, 58’)

“Si habéis encontrado la unidad del Único, romped las páginas del Libro y dejadlas volar al viento tarareando una alegre canción. – Si no, no os separéis de ellas ni de día ni de noche hasta que penetren vuestro entendimiento y hasta que os conduzcan al barro que no moja ni mancha nada”. (M. R. XXIII, 57-57’)

¡Qué lástima para nosotros, hombres de este final del siglo xx, si este mensaje, dicho de nuevo, no fuera oído! ¡Qué mala suerte para todos los ausentes, los adormecidos, los distraídos, los insensibles, los razonables, los provistos, los mediocres! ¿Acaso también vamos a quedarnos cortos de aceite para nuestras lámparas, como les ocurrió a las vírgenes necias?

Anuncios

Película Nuestro Hogar // Chico Xavier

Nosso Lar (Nuestro Hogar) es un film basado en el libro más famoso de Chico Xavier.

Nuestro Hogar trae la historia de André Luiz, un prominente médico y padre de tres hijos, quien muere tras una larga batalla contra el cáncer y, en lugar de elevarse a lo que él creía sería el cielo, se despierta en un valle de devastación.

Viviendo como un náufrago y luchando por evitar a los “vampiros”, espíritus que atacan por la noche, un día, un rayo de luz desciende del cielo inundando de rescate a los espíritus en canales profundos del Valle. André es rescatado y llevado a una ciudad

Nos encontraremos con una ciudad próspera y futurista, llena de vida y actividad, y organizada de un modo ejemplar. Los espíritus recién llegados pasan por fases de recuperación y de educación espiritual supervisados por espíritus de mayor nivel.

Benjamin Solari Parravicini // Psicografías Inéditas

 

Sri Yantra // La vida del mandala

Presentación del mandala más importante de la tradición hindú, que simboliza la creación a partir de la unión de los aspectos femenino y masculino de la divinidad. Texto de Ajit Mookerjee y Madhu Khann.

Traducción de un extracto del libro de Ajit Mookerjee y Madhu Khann, “The Tantric Way”, Thames and Hudson, Londres, 1977:

sri yantra boLos yantras son instrumentos que facilitan la concentración. Según el Tantraraja Tantra, existen novecientos sesenta yantras. El Sri Yantra, que es el más célebre de todos ellos, sirve para la proyección de un fragmento filosófico muy importante dentro del pensamiento tántrico. La fecha exacta de su concepción y de su construcción es difícil de determinar, lo que parece seguro es su gran antigüedad y que se venido transmitiendo a lo largo de los siglos.

En numerosos textos tántricos, como el Kamakalavilasa, se revela su naturaleza, significado, construcción, así como su aplicación. La descripción de su estructura se encuentra también en el Saundaryalahari, atribuido tradicionalmente a Sankara.

La figura del Sri Yantra está formada por el encuentro de nueve triángulos; de entre ellos, cinco tienen su vértice hacia abajo y representan a Sakti, el aspecto femenino de la divinidad, y los otros cuatro, con el vértice hacia arriba, representan a Siva, el aspecto masculino. El conjunto se articula alrededor del bindu, el punto central que es el origen de toda manifestación. Dado que está compuesto por nueve (nava) triángulos (yoni), se le denomina también Navayoni Chakra, la rueda de los nueve triángulos.

El Sri Yantra, es un modelo que simboliza la forma y el poder propios de Sakti, así como las diversas etapas de su manifestación, es decir: de la creación, del universo. Y, como la propia creación, el Sri Yantra nace bajo el impulso del deseo primordial. Este impulso (kamakala) surgido de la naturaleza de Prakriti, crea una vibración (spanda) que resuena como un sonido (nada).

La manifestación se representa por un punto llamado bindu. En la primera etapa de la manifestación, a este punto se le llama para bindu, es el núcleo de energía concentrada, el germen del sonido último, y representa los aspectos dinámicos y estáticos de lo masculino y lo femenino (Siva y Sakti), unidos en uno. Contiene todas las potencialidades del devenir.

Cuando la creación comienza, este punto se transforma en apara bindu: “El punto esencial en medio del yantra es la Sakti suprema, que crece y toma la forma de un triángulo” (Kamakalavilasa). El punto recibe un rayo y en su seno se opera la polarización de Siva y Sakti, las energías dinámicas y estáticas comienzan a relacionarse y los dos puntos suplementarios emergen, para formar una tríada: el triángulo primordial, llamado mula-trikona. Estos puntos se representan por unas sílabas sánscritas y las tres vibraciones básicas de la pronunciación de estas sílabas emanan de un único sonido primordial. El triángulo hacia abajo representa el modelo de la primera forma del deseo original (el yoni, imagen del sexo femenino), en el proceso creador. Simboliza el principio dinámico de la creación. El elemento estático predomina en el para bindu, que representa el elemento masculino. Toda la creación proviene de estos dos principios, el punto y el triángulo, y de la felicidad de su unión. Así se dice que: “el Sri Yantra es el cuerpo de Siva y Sakti”. Así mismo, el triángulo primordial representa las tres cualidades de Sakti: la joven, la bella, la terrorífica; así como el triple proceso de: creación, preservación y disolución.

Sri sakti bo_2 sri yantra dibuix

http://www.arsgravis.com/?p=146

EL SOL // El oro viviente

Este post lo quiero dedicar al cuerpo celeste mas importante de nuestra galaxia. 

Intento encontrar palabras para honrarlo… y nada alcanza.

Así que, como siempre, voy a citar a los que realmente saben.

En este caso es una cita de una conferencia de John Tyndall (físico irlandés del 1800) que en pocas palabras describe, casi de manera literal, todo su maravilloso Poder.

sol“Cada árbol, cada planta y cada flor, crece y florece por la gracia y generosidad del sol”.

“Tan ciertamente como que la fuerza que mueve las manecillas del reloj se deriva del brazo que le da cuerda, así indudablemente todos los poderes terrestres son derivados del sol”.

“Dejando afuera de consideración la erupción de los volcanes y el flujo y reflujo de las mareas, el sol produce todas las manifestaciones de poder, orgánico inorgánico, vital y físico. Su calor mantiene líquido al océano y gaseosa la atmósfera, y todas las tormentas que los agitan se desatan por la fuerza mecánica del sol. Eleva los ríos y los glaciares hasta las montañas, así las cataratas y las avalanchas descienden velozmente con una energía derivada inmediatamente de él”.

“También el trueno y el relámpago son su fuerza transmutada. Cualquier fuego que arde y cualquier llama que brilla dispensan la luz y el calor que originariamente pertenecían al sol”.

“Desafortunadamente, en estos días son comunes las noticias acerca de batallas, pero cada conmoción y cada descargao-NASA-SUN-SOLAR-FLARE-900 es la aplicación, o la mala aplicación, de la fuerza mecánica del sol. El hace sonar la trompeta, impulsa el proyectil y hace estallar la bomba. Recuerde, esto no es poesía sino una rígida verdad mecánica”.

“Como lo he dicho, el sol cría a todo el mundo vegetal y, a través de él, al animal; los lirios del campo son la obra de su mano, el verde de las praderas y el ganado sobre un millar de colinas. El forma el músculo, impulsa la sangre, construye el cerebro; es la agilidad en las garras del león; se remonta en el águila, se desliza en la serpiente”.

“El construye los bosques y los derriba, el mismo poder que hizo crecer el árbol es el que empuña el hacha. El trébol brota y florece y la guadaña del segador oscila, a través de la operación de la misma fuerza”

“El sol extrae los minerales de nuestras minas, lamina el hierro, remacha las láminas, hierve el agua, arrastra al tren. No solamente hace crecer el algodón, sino que hila la fibra y teje la tela. No hay un martillo levantado, una rueda en movimiento, o una rueda en acción, que no sea levantado, movida o accionada por el sol”.

sun_flower_world_hd-HD“Su energía se vierte al espacio sin reserva, pero nuestro mundo es un lugar de parada donde esta energía es condicionada. Aquí Proteo opera sus hechizos, la misma esencia toma un millón de tonalidades y formas y finalmente se disuelve en su forma primitiva y casi informe. El sol nos llega como calor, nos deja como calor, y entre su entrada y su partida aparecen los poderes multiformes de nuestro globo. Todos ellos son formas especiales del poder solar, moldes en los cuales se derrama temporalmente su fuerza, al pasar desde su origen hasta el infinito”.

John Tyndall (Irlanda 2 de agosto de 1820 – 4 de diciembre de 1893)

Troncones, México 2012

Troncones, México 2012

Troncones, México 2012

Troncones, México 2012

La Masonería en la ciudad de La Plata (Parte III, Ultima) // Por Eduardo M. Sebastianelli

emsebas1Todo fue una fiesta, en la plaza principal se habían colocado varios palcos en semicírculo entre los que se hallaba el palco oficial. En diferentes lugares se colocaron arcos y trofeos con las más diversas inscripciones, entre ellas: “Paz y Libertad”, “Orden y Progreso”, “Amor por la libertad y respeto por las instituciones”, “El ejercicio de los derechos políticos es necesario para el gobierno libre”, “No basta odiar a la tiranía”. Entre los personajes que en el momento hicieron llegar sus mejores votos al gobernador Dardo Rocha, podemos mencionar a Carlos Guido y Spano, quien en la carta fechada el 19 de Noviembre de 1882 expresa:

“Gobernador y Amigo: Salud en este día memorable: Hoy hablarán
los hombres y las piedras, las que V. va a colocar como fundamento
de la nueva ciudad, proclamará en los tiempos la potencia de la
Voluntad puesta al servicio del genio enérgico y creador”.

“Con motivo de la edificación de nuestra futura capital se ha recordado
la fábula del músico tebano, a los sones de cuya lira de oro alzáronse los
muros de la ciudad de Epaminondas y de Píndaro. Si S.V. no posee el
mágico instrumento, tiene la inspiración vencedora y realiza un prodigio.. “

Entre las personalidades oficiales y representativas se encontraban los siguientes masones:

Eduardo Wilde, ministro nacional, iniciado el 19 de Septiembre de 1871 en la Logia “Constancia Nº 7”.

Domingo F. Sarmiento, Presidente de la República y Gran Maestre de la masonería Argentina, iniciado el 31 de Julio de 1854 en la Logia “Unión Fraternal”, de Valparaíso (Chile).

Benjamín Victorica, Presidente de la suprema Corte, ministro, iniciado en la Logia “Jorge Washington” de Concepción del Uruguay.

Manuel R. Trelles, científico e historiador, académico de Historia en Madrid, iniciado en 1867 en la Logia “Confraternidad Argentina”.

Carlos Casares (h), Gobernador de la Provincia, estanciero, fundador de la Logia “Unión del Plata Nº 1”, en 1855.

Carlos D’Amico, Ministro de Gobierno de la Provincia y futuro Gobernador, iniciado de muy joven fue Gran Maestre del Gran Oriente del Rito Argentino, íntimo amigo del Dr. Dardo Rocha y del Arquitecto Pedro Benoit.

Juan Dillon, contador General de la provincia, iniciado el 2 de Octubre de 1882 en la Logia “Obediencia a la Ley Nº 13”.

Mauricio Maller, militar húngaro incorporado al Ejército Argentino, iniciado el 10 de Julio de 1870 en la Logia “Caridad Nº 22”.

Benjamín del Castillo, legislador, iniciado el 23 de Agosto de 1863 en la Logia “Asilo del Litoral No. 18”.

Ricardo Marcó del Pont, catedrático iniciado en la Logia “Luz del Oeste Nº 55”.

Adolfo Miranda Naón, senador nacional, uno de los fundadores del diario platense “El Día” y luego director del mismo, iniciado el 3 de Noviembre de 1885 en la Logia “La Plata No. 80”.

Luis C. Pintos, diputado nacional, hijo de masón, fue iniciado en la Logia”Obediencia a la Ley Nº 13″ el 27 de Junio de 1866.

Miguel Goyena, hijo de masón, iniciado el 30 de Junio de 1869 en la Logia”Obediencia a la Ley Nº 13″.

Adolfo F. Lescano. Iniciado en 1888 en la Logia “La Plata Nº 80”.

Ya en las primeras horas de la fundación se habían instalado varias Logias en la nueva ciudad, entre ellas: “Luz y Verdad”, “Spretta Uguaghanza”, “Triunfo y Justicia”, “Hijos del Universo”, etc. Pero la que más se destacó fue la Logia “La Plata No. 80” fundada por el Arquitecto Pedro Benoit. En sus archivos podemos encontrar los apellidos más ilustres de la nueva Capital, como los de: Florentino Ameghino, Eduardo Ves Losada, Manuel H. y CésaraPlata Lagenheim, Julio Sánchez Viamonte, Dalmiro Sáenz, Alberto Gregorio, Carlos A. Fajardo, Vicente Isnardi, Juan B. Lavié, José Sixto Alvarez (Fray Mocho), entre otros, pero los nombrados bastan para comprobar que La Plata no fue un mero resultado de las circunstancias que rodeaban al país, sino más bien, fue una obra consciente, especulativa y operativa de los Hermanos masones con un sentido constructivo.

La parte final del acta fundacional instaba a que las generaciones futuras que en su centenario quisieran conmemorar este acto y constatar la existencia de los documentos y objetos que le acompañan lo hiciesen realizando la excavación partiendo del punto céntrico. Esto se realizó en el año 1982, los objetos allí encontrados se depositaron en el Museo Dardo Rocha de la ciudad y nuevamente se repitió el acto fundacional, es decir 100 años después, con la misma consigna a las generaciones venideras.

Finalmente, debemos destacar que para el año 1891, a solo nueve de la fundación, se habían establecido en la ciudad otras corrientes esotéricas, entre ellas cinco cartas patentes regulares del Martinismo fundado por Gérard Encausse en Francia.

Hoy en día, lamentablemente la ciudad de La Plata cuenta tan solo con dos Logias que luchan por subsistir y que no son reconocidas por el Gran Oriente Argentino.

La Plata, 3 de febrero de 1999

Eduardo M. Sebastianelli

La Masonería en la ciudad de La Plata (Parte II) // Por Eduardo M. Sebastianelli

misteriosdelaplataComo sabemos, la Arquitectura es una de las artes fundamentales de la Masonería, y muchos masones, conociendo que los fundadores y sus colaboradores eran Hermanos, han tratado de buscar algún símbolo masónico en el plano de la ciudad, tal es así, que, como se puede observar en el mismo, han pretendido identificar estos símbolos en las diagonales que la dividen, comparándolos con las herramientas del Arte.

Si todo fuese tan simple, todo estaría aclarado; pero no es así, en realidad el plano de La Plata esconde más cosas de las que se pueden observar a simple vista, su estudio conlleva un esfuerzo mayor. En él, el Arquitecto Pedro Benoit y sus allegados han situado todo su conocimiento sobreGeometría Sagrada, y el proceso de develar su mensaje es bastante complejo, pero para quien esté familiarizado con este tipo de “Geometría” seguramente le será interesante y práctico.

Algunos ejemplos de su extraordinaria traza lo son el hecho de que: la ciudad es un cuadrado simétrico que mantiene su forma desde el tiempo de la fundación; está dividida por dos grandes diagonales que la cruzan de Este a Oeste y de Norte a Sur ; en su centro geométrico fue colocada la piedra fundamental, de la que hablaremos más adelante; el rombo formado por los cuatro diagonales centrales forman una “Vesica Piscis”, realizada con una unidad equivalente a 1,6180339, es decir el número áurico. El perímetro de la ciudad dividido por el largo de su diagonal (Este-Oeste o Norte-Sur) es igual a 3,1416.

Cabe destacar que la ciudad de La Plata fue totalmente proyectada en abstracto, pues, hasta ese momento no se sabía dónde se iba a asentar, por lo tanto sus arquitectos pudieron establecer las bases que consideraron más oportunas. El plano se comenzó a trazar a partir de un centro, un círculo, un triángulo y un cuadrado, que es exactamente la cuadratura del círculo, que tiene en la Geometría de la Vida individual una importante y definida aplicación. La localización de un cuadrado áurico en una zona de la ciudad denominada El Bosque (un sector de recreo, arbolado y libre de contaminación ambiental); estos son algunos aspectos del verdadero mensaje que nos dejaron sus fundadores, y que serán tratados con detenimiento en mi próximo libro.

Continuando con la fundación de La Plata, podemos agregar que el nombre de la misma fue propuesto por el poeta José Hernández(creador del “Martín Fierro”, obra cumbre de la literatura Argentina) íntimo amigo de Dardo Rocha e iniciado el 28 de Agosto de 1861 en la Logia “Asilo del Litoral Nº 18”.

El día 19 de Noviembre de 1882, alrededor de las 16 horas fue colocada la piedra fundamental, que consistía de una1414958420_dcdd6a3291 caja de piedra, en cuyo interior había otra de plomo, dentro de la cual se colocó una redoma de cristal con diversos documentos, entre ellos, una copia del acta fundacional, una copia de la Constitución Argentina, además de monedas de la época y numerosas medallas de las Logias que participaron activamente en la construcción de la ciudad, entre ellas: “Unione Italiana”, “Confraternidad Argentina”, “Regeneración”, “Tolerancia”, “Luz y Verdad”, “Caridad”, “Abraham Lincoln”, “Liberi Pensatori”, “Unión”, “Cárita”, “Protectora de los Pobres” y “Progress”. Una vez colocada la redoma, se cerró y se selló, se soldó la caja de plomo y se le colocó sobre ella una plancha de mármol de Carrara con la inscripción “Esta caja contiene el acta de inauguración de La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires”. Sobre la plancha de mármol se colocó la tapa de la mencionada caja de piedra; y con una cuchara (trulla), construida especialmente, de oro con incrustaciones del mismo metal y ocho brillantes en la empuñadura de ébano, el Ministro de Relaciones Exteriores, Dr. Victorino de la Plaza (iniciado en 1867 en la Logia “Regeneración Nº 5”), selló la misma con una mezcla de arena y cal que se había preparado en una batea maciza de caoba, con agarraderas de ébano e incrustaciones doradas.

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes