Ghee, el “oro líquido” // Receta

Comparto la receta de un ingrediente que se hizo fundamental en mi casa.

Además de ser muy facil de preparar, es rico, y lo mas importante… ¡es sano!.

Las comidas donde incorporo el Ghee tienen un sabor riquísimo y son de digestión liviana.

En Ayurveda (antigua medicina tradicional de la India. Ayur = vida, Veda = conocimiento) el ghee es considerado oro líquido. Extremadamente valioso se usa en pocas cantidades.
El Ghee es considerado en la India como un alimento sagrado, y se ha utilizado desde hace milenios, pues su nobleza ha sido demostrada por inumerables personas.
Es el mejor método para cocinar (puede remplazar al aceite), es un alimento sanador que equilibra las tres doshas (biotipos energéticos según el Ayurveda).
El ghee es una sustancia que favorece la digestión, y tiene un efecto de “lubricación” sobre el sistema nervioso, favoreciendo las sinapsis neuronales.
Es un antioxidante natural. Es tolerado aun por las personas intolorentes a la lactosa.
Fácilmente digerible lubrica todas las articulaciones.
Es un alimento puramente sáttvico que favorece la estabilidad de la mente y la meditación

Análisis científico:

  • Contiene entre el 2 y el 3% de aceite linoleico, elemento al que se le atribuyen propiedades anticancerígenas.
  • Posee un 27% de aceites monoinsaturados, que están asociados a la prevención del cáncer y de enfermedades cardíacas.
  • Forma parte de su fórmula un considerable número de antioxidantes (barredores de radicales libres), así como las vitaminas A, D, E y K.
  • Su consumo no aumenta el colesterol.
  • El ghee en sí mismo no es susceptible de oxigenación, por lo que su duración es prolongada, y no es necesario guardado en la heladera.

INDICACIONES

Internamente:

  • Trastornos digestivos derivados de un Pitta elevado como gastritis y úlceras.
  • Elimina el exceso de bilis.
  • Estreñimiento.
  • Fiebre.
  • Dolor de oídos.
  • Dolor de cabeza, a través de Nasya.
  • Proporciona fuerza el cuerpo.
  • Aumenta la capacidad digestiva, el fuego digestivo, favoreciendo la absorción y asimilación de los alimentos
  • Favorece y potencia la memoria, la inteligencia y la percepción. Es por lo tanto considerado un óptimo alimento para Majja Dhatu, la médula ósea y el sistema nervioso.
  • Favorece el Shukra dhatu tanto en hombres como en mujeres y proporciona Ojas al cuerpo.
  • Es útil durante el proceso de desintoxicación, para la anemia y los desórdenes de la sangre.
  • Por ser un rasayana retarda el envejecimiento de los tejidos, considerado un antioxidante natural.
  • Lubrica todas las articulaciones.
  • Para la memoria se aplica con Nasya.

Externamente:

  • Para desórdenes de piel Pitta, eccemas, erupciones cutáneas, alergias en la piel…quemaduras.
  • Para desórdenes de los ojos, irritación, vista cansada, alergias…
  • Netra basti (baño de ojos con ghee)

ADMINISTRACIÓN

Si lo administramos en pequeñas dosis junto con los alimentos fortalece y nutre.

Para apaciguar los doshas se da en mayor cantidad, separadamente de las comidas. De media cucharada a una cucharada sopera dependiendo de la constitución.

Dentro de la alimentación cotidiana, suele añadirse para acompañar cereales, legumbres, hortalizas y verduras cocidas; también, en estado sólido, puede ser untado como la manteca común.

Para estreñimiento se suele tomar con un vaso de leche y una cucharadita de café de ghee antes de ir a dormir.

RECETA

Ingrediente: 1/2 kg de manteca (nada mas!)

Preparación:

Calentar la manteca a fuego lento hasta que comience a hervir. Se ira formando una espuma blanca en sus superficie que se deberá ir retirando con una espumadera una y otra vez hasta que esto no suceda, entonces se podrá ver el fondo de la olla y el ghee estará listo. Dejar que se evapore toda el agua de la manteca.
Su color debe ser ámbar, traslucido oro liquido….
El secreto es que no se pegue la manteca, para que esto no ocurra… usar un difusor o tostador debajo de la olla. Fuego siempre al mínimo. Luego verter el ghee en un recipiente pasándolo por un filtro de papel o de gasa. Cuando el ghee este frío recién entonces sellar el recipiente. Se conserva bien a temperatura ambiente, durante meses. En épocas de mucho calor se puede llevar a la heladera.


	

Alimentación Consciente

Este post esta dedicado a todas las personas, que como yo, sienten la necesidad de cambiar su alimentación y no saben por donde empezar.

No es fácil eliminar de la noche a la mañana los malos hábitos arraigados desde de la infancia. Esto es casi imposible, por eso, es necesario encontrar un “gris” intermedio que nos permita ir modificando paulatinamente esos malos hábitos.

Lo que yo hice fue lo siguiente, tal vez le sirva como guía… en primer lugar busqué algún curso (no soy amante de los cursos pero en este caso me parecía apropiado realizar alguno para introducirme en el tema) sobre como crear tu propia huerta orgánica aprovechando que mis Papás tienen un pequeño campo con algo de tierra. Para mi sorpresa, en el curso no solo aprendí a cultivar mis propias hortalizas sino a conocer un poco más sobre los componentes del suelo, sobre plantas en general, luz, clima, insectos… etc.

El resultado fué: una huerta orgánica propia con la cual abastecí a buena parte de mi flia, hortalizas con un sabor por completo distinto a las que compramos en las verdulerías, alimentarnos (en especial a mi hija) con alimentos libres de agroquímicos y por sobre todo, la felicidad de cumplir un sueño… tener mi propia huertita, humilde pero llena de amor.

Vale aclarar algo, no es necesario tener un campo para cultivar hortalizas! De hecho este año tengo varias tomateras en un pequeño patio de mi casa y algunas que otras hortalizas. Tal vez en algún que otro post, suba una pequeña guía para poder comenzar una huerta en balcones, terrazas y patios; y por que no, en algún pedazo de tierra.

En segundo lugar, hice otro curso (sí otro más) sobre comida Naturista, Vegena, Vegetariana y Ayurvedica. De este curso saqué muchos datos interesantes que hoy en día aplico a la hora de cocinar. Si bien, no logramos hacernos vegetarianos ni naturistas al 100%, adquirimos ciertos prácticas que afortunadamente se hicieron hábitos:

  • Todas nuestras verduras son cocidas al vapor. Incluso el pescado también lo cocinamos de esta forma.
  • Si salteamos verduras usamos, o aceite de oliva orgánico de primera prensada en frío (tiene que estar aclarado en la etiqueta, se consiguen en cualquier supermercado) ya que es el único aceite que tolera las altas temperaturas, o salteamos todo con Ghee. Esto último es un producto fundamental de la comida ayurvédica y se hace desgrasando la manteca común. Es muy fácil. Queda un líquido translúcido amarillo con pura proteína animal y cero grasa. Es muy bueno y sano.
  • La sal que utilizamos es Sal Marina, aunque cada vez salamos menos y condimentamos mejor.
  • Compramos solo huevos y pollos orgánicos.
  • Consumimos muchas mas semillas que remojamos previamente para que se “activen” y que luego secamos al sol.
  • El agua que utilizamos para cocinar es filtrada.
  • Casi no tomamos líquido mientras comemos.

En fin, hemos logrado un buen “gris” y me faltan detallar algunas que otras cosas mas.

Lo más importante de todo esto es que, además de cambiar la forma de alimentarnos, tambien cambiamos la forma de cocinar. Es un momento que se tornó sumamente agradable. Un momento en donde relajo y disfruto, y que, indefectiblemente imprimo en los alimentos una cuota de buena energía, que no es poco. Creo que esto último es casi tan importante como comer un alimento orgánico. Otra cuestión importante, y con esto termino, es que el momento de sentarse a comer sea un momento de paz y tranquilidad. De nada vale alimentarnos con lo más sano del mundo si a la hora de comer nos atragantamos con cada bocado casi sin masticar mirando el noticiero.

Espero que haya servido un poquito mi humilde experiencia en el tema. Todavía queda mucho por experimentar y aprender.

Xuri Styll.